Variedades en las aperturas de los grifos

En la actualidad, la manera de abrir los grifos es diferente, puesto que existen unos con tubos más largos para su fácil apertura en caso de no poder hacerlo con las manos llenas de jabón. De esta forma, se facilita considerablemente el proceso. Hay otros modelos que se operan con un botón. Si tocamos una sola vez, quizás sea muy poco el tiempo para que salga el agua que necesitamos para lavarnos las manos.

Lo ideal es hacerlo más de dos veces para tener el tiempo suficiente aunque se pueda gastar mayor cantidad de agua, pues sabemos que la necesitaremos. Existen algunos inconvenientes, debido a que varios de ellos se accionan a través de pulsación para que la misma salga con mucha presión y vaya disminuyendo a medida que va pasando el tiempo.

En ocasiones tienes suficiente tiempo de untarte el jabón y lavarte a pesar de que podemos mal utilizar el agua debido al gran flujo de la misma. Hay unos grifos que se abren a través de roscas, estos son más difíciles de aperturar en el momento en que las manos están mojadas o llenas de jabón.

La ventaja es que con ellos se ahorra el agua, pues se mide la cantidad que vamos a utilizar. Otros abren y cierran a través de un censor que al sentir la mano permite su salida a través del grifo. Es de gran utilidad para ahorrar el vital líquido. De esta manera, al retirar la mano deja de salir el agua.

Deja un comentario