Cómo desatascar tuberías atascadas: consejos y soluciones caseras

Ante una tubería atascada lo primero y primordial que debes hacer es despejar el área del desagüe que contiene el atasco, así como el sifón de ser necesario. Esto para poder cerciorarnos de que no sólo sea un simple un problema de atasco superficial. Si luego de limpiar te das cuenta de que aún el problema de atasco persiste, entonces el problema es profundo y no será tan sencillo solucionarlo. Si quieres saber qué hacer en estos casos, sigue leyendo este artículo donde te ilustraremos en el arte de desatascar cualquier tipo de tuberías:

Siempre mantén limpio tu sifón

  1. El sifón se encuentra justo debajo del fregadero, debes siempre limpiarlo, como primer paso, para lograr tu propósito de desatascar una tubería. Para liberar toda el agua acumulada del sifón, debes desenroscar el tapón que este tiene. Ten en cuenta que el agua acumulada puede ser mucha, así que pon un cubo debajo para recogerla toda.
  2. Ya que has desarmado el sifón, limpia también el tapón y todo el interior con ayuda de una bayeta una húmeda y un producto desengrasante. Si encuentras alguna imperfección arréglala o cambia la pieza averiada, para asegurarnos de que esto no sea el problema.
  3. Rearma el sifón, pon el tapón y verifica si el problema se ha solucionado reactivando el curso de agua. Si el agua fluye con normalidad, entonces has solucionado el problema y ya no tienes que hacer nada más. En caso contrario, el problema no se ha solucionado y debes seguir con los siguientes procedimientos que te indicamos.
  4. Haz los mismos pasos anteriores, pero con el sifón del baño: Destornilla y saca el tapón. Saca la tapa interior con tus propias manos y retira toda la suciedad contenida y acumulada. Con ayuda de un trapo y algo de un agente limpiador, limpia muy bien el interior del sifón por todos los bordes. Ahora rearma todo pon de nuevo el tapón. Prueba y abre el curso de agua para comprobar que el problema se haya resuelto. Si fue así, entonces el problema sólo era una pequeñez, pero si no, entonces se trata de un atasco grave que debes solventarlo con otros métodos.

Siempre es recomendable que te asesores bien con los profesionales de Barcelonau otra empresa especializada y reconocida en Barcelona, para que te ayuden a solucionar tu problema de la mejor manera.

Atascos producidos en cañerías

Si con lo explicado anteriormente, no bastó para solucionar el problema de atascos, entonces, lo que ahora debes hacer será probar con desatascadores. A continuación, te presentamos los desatascadores que existen:

 Ventosa

Es el más común de los desatacadores, el cual consta de una ventosa dispuesta en un mango.

Este es el primer desatascador con el que debes probar, ya que los siguientes son de acción profunda. Para usarlo debes poner la ventosa con un trapo sobre el fregadero o desagüe que debes desatascar. Lo empujas hacia dentro y luego jalas hacía afuera con el mango, creando la succión necesaria para sacar expulsada toda la suciedad de esa forma. Repite el proceso las veces que sean necesarias para desatascar por completo el problema. Si no funciona, entonces intenta con los siguientes.

Muelle

Si puedes, usa uno de los muelles especializados para los desatascos que venden en las tiendas en diversos tamaños. El funcionamiento de estos muelles es el que sigue: ingresa el muelle dando vueltas a través de la cañería para ir empujando y ablandando la suciedad, luego saca el muelle de igual forma, girando, y verás como la suciedad se va saliendo.

Este método es ideal para los sistemas de tuberías muy viejos y ocluidos por sólidos. También es ideal, ya que no daña la tubería con productos químicos.

Neumático

En sí, es la modernización y mejora del desatascador de ventosa. Por ende, funciona agregando presión a la tubería y succionándola con el mango, de igual forma que con el desatascador de ventosa. La diferencia es la mejoría en la efectividad de la herramienta para la operación de desatasco.

Productos químicos

Vienen es distintas presentaciones y son de fácil aplicación. Disuelven potentemente la grasa desatascando por completo el problema. No abuses de estos productos químicos, ya que pueden dañar tu tubería.

Si apliques alguno de estos métodos debidamente, seguro desatascar tus problemas sin inconveniente alguno.