Ventajas y desventajas de tuberías PVC

La fontanería ha evolucionado de manera impactante con el pasar de los años, ya que no solo se ha innovado con la creación de modernos dispositivos, elementos y herramientas, también se han reinventado piezas de las instalaciones de fontanería que han sido diseñadas con materiales más eficaces y económicos. Las tuberías son un ejemplo evidente de la mencionado anteriormente ya que en los inicios de la fontanería estas eras diseñadas y fabricadas en metales muy pesados y anticuados, en cambio, hoy en día las tuberías están disponibles en materiales modernos muy cómodos, eficientes y ligeros.

Debido a la amplia gama de tuberías existentes en el mercado, las personas deben tomar una decisión en cuanto a cuál material escoger, y los especialistas y fontaneros de experiencias recomiendan ampliamente la utilización de tuberías de PVC para las instalaciones de drenaje de viviendas particulares, edificios, infraestructuras habitacionales, establecimientos comerciales, etc. Las tuberías de PVC están elaboradas en un material muy maleable y factible, por lo cual el precio de las mismas en considerablemente accesible. Independientemente del material, todas las tuberías presentan desventajas y ventajas, sin embargo, las tuberías de PVC son la que poseen un mayor porcentaje de virtudes y un menor margen de inconvenientes.

Ventajas de las Tuberías PVC

Los componentes del material de estas tuberías le brindan la fortaleza de ser las más ligeras del mercado, por lo tanto, su instalación resulta sencilla ya que no se requiere realizar grandes esfuerzos ni aparatosas obras para su instalación. A pesar de la gran resistencia a golpes e impactos que tienen las tuberías PVC, estas son fácilmente moldeables y adaptables para poder instalarla en cualquier espacio o rincón donde se requieran.

Una característica esencial de las tuberías PVC es que presentan una mayor resistencia a una amplia variedad de factores y elementos dañinos que provocan grandes perjuicios en otros modelos de tuberías. Las tuberías PVC son resistentes a:

Resistentes a fuerzas mecánicas:

Como hemos mencionado anteriormente, estas tuberías son bastante resistente al estrés mecánico, por lo que puede ser sometida a la tracción, roce, fricción e impactos contundentes sin que presenten grandes inconvenientes. Asimismo, están diseñadas para resistir grandes fuerzas de presión, por lo cual pueden ser utilizadas en instalaciones de fontanería que posean integradas bombas o equipos de presión de agua.

Resistentes a altas temperaturas:

Las tuberías de PVC son capaces de soportar y conducir líquidos a 60ºC sin perder su estructura y forma, lo que las convierte en las indicadas para ser utilizadas con calentadores de agua. Por otro lado, estas tuberías pueden soportar llamas y fuego ya que no son inflamables.

Resistentes a la corrosión:

El agua suministrada por las empresas publicas encargadas de su distribución es tratadas mediante novedosos procedimientos que eliminan todo tipo de elementos que pueden causar daño a las tuberías. Sin embargo, en la actualidad la corrosión interna de las tuberías continúa siendo un problema cotidiano, no obstante, este problema ocurre en general es tuberías fabricadas en metales ya que las modernas tuberías de PVC tienen una alta resistencia a la corrosión. Dicha propiedad les confiere a las tuberías de PVC la cualidad de que el agua que es conducida a través de ella nunca será modificada por la presencia de fallas dentro de las mismas. Igualmente, estas tuberías son resistentes a factores externos nocivos tales como la humedad y las abrasiones.

Todas las ventajas y características positivas descritas en los párrafos anteriores posicionan al material PVC como el ideal para la fabricación de tuberías, por lo cual, si usted va a realizar una reforma en las instalaciones de fontanería de su hogar, le recomendamos que elija estas maravillosas y fascinantes tuberías ya que usted ahorra tiempo y dinero por lo económico y practica que resulta instalar este tipo de elementos.

Sistema de encamisado con manga continua

Ciertos tipos de fontanerías son más propensas a que se oxiden por los líquidos que puedan correr a través de este o líquidos altamente contaminantes. Dado estas situaciones, el encamisado con manga continua sería un método ideal que te puede permitir remediar la tubería o proceder preventivamente.

A través de una manga se efectúa dicho método parecido a los encofrados, pero empleado a una tubería. Debes de tomar en consideración que el encamisado cuenta con poliéster y resina para lograr el resultado deseado. Toma en cuenta que los encamisados te permiten introducir otros materiales.

La utilización de resina pigmentadas es de gran utilidad para darle solución a problemas frecuentes como fragmentos pequeños de madera (astillas), fisuras o animales relativamente pequeños que le hayan podido hacer algún daño, terminando de perforar la fontanería.

Además, el deterioro producido por determinados líquidos afecta igualmente. Si deseas solucionar el problema desde su origen y amplificar significativamente el tiempo de tu fontanería, este sistema seria la elección ideal.

Las dificultades para poder darle solución al problema, al sistema de la fontanería, aguas negras, residen en la acción de tu mismo tener que abrir la instalación, asumiendo todos los gastos que eso pueda conllevar.

Este tipo de sistema puede facilitare la tarea de ejecutar la acción a lo lejos, porque se realiza con una manga equivalente y  que tenga compatibilidad, logrando una solución al problema de manera adecuada. Además tienes que tener en consideración que este método te posibilita ajustar el encofrado a diversos diámetros.

Siguiendo con los beneficios que nos ofrece este método es su variabilidad, ya que nos brinda la posibilidad de aplicarlo a cualquier tipo de fontanería.

Ahora bien hablando de tubería, se puede efectuar un encamisado en fontanerías sin ningún problema, dado que este método es compatible para adaptarlos a diversos diámetros. Igualmente, soporta los diferentes grados de temperaturas, porque actúa como un aislador de gran resistencia y esto evidentemente ayudara a que se amplifique el periodo de tiempo de las tuberías.

Estos tipos de sistemas son adaptables en tuberías del hogar y de igual manera en empresas industriales y negocios comerciales. Asimismo, por ser un tipo de material plástico consigues ejecutar el método en estructuras con curvas sin presentar algún contratiempo.

Según lo anterior expuesto puedes observar que, se comprueba que está primordialmente orientado a los problemas fontanerías de aguas negras por la alta contaminación que estas poseen. Además, de igual forma es conveniente al presentarse en otras situaciones si quieres prolongar el periodo de tiempo de tus instalaciones.

Dado estas razones, es recomendable acudir a estas técnicas en tu fontanería, para prevenir los problemas y a lo largo del tiempo no se hagan trabajos más complicados. Nuestra compañía cuenta con personas profesionales y capacitadas, además de contar con las legalizaciones que solicita la dirección y así poder ejecutar el trabajo con compromiso y de gran manera para transmitirte confianza en nuestras labores.

Cómo actuar ante una avería en la fontanería

¿Quién de nosotros no ha pasado alguna vez una imprevista rotura en la plomería de su hogar? Estos momentos nos pueden agarrar descuidados pero son problemas que conocemos, es importante mantener la calma, ubicar la avería que se esté presentando en la tubería y posteriormente ponernos en contacto con gente especializada en el área y explicarle la situación que se nos presentó, de esta manera agilizamos y ganamos tiempo para su reparación.

En estos casos es de gran importancia localizar la ruptura o avería que pueda tener nuestra tubería para así transmitirle a la empresa el problema lo más detallado posible. Si conocemos de alguna compañía o familiares que nos puedan recomendar alguna sería de gran ayuda para tener confianza en ellos y además de consultar precios que sean accesibles pero que sea ante todo un trabajo de calidad.

¿De qué manera resolver y manejar la situación ante una rotura de tubería?

Si la avería de la tubería es de agua lo primero que debemos de hacer cerrar todas las llaves de corte (paso) y así impedir que la fuga de agua sea mucho mayor, luego de esto debemos limpiar todo el espacio que se haya inundado de nuestra casa. Tomar en cuenta de no utilizar la tubería hasta que esta se haya arreglado correctamente

Las obstrucciones en fontanerías son problemas bastante frecuentes. Tengamos la paciencia necesaria para esperar por el equipo profesional y no intentar resolver el problema con sustancias liquidas especiales para destapar la tubería o para ello tener el conocimiento suficiente de que estamos haciendo, porque si no podemos empeorar la situación.

¿De qué manera prevenir obstrucciones en las fontanerías de nuestra casa?

Como lo has visto anteriormente las obstrucciones en este tipo de piezas son las más frecuentes. En dado caso de que el origen de la fuga sea una mala conexión entre piezas no podemos hacer gran cosa hasta que localicemos la fuga. Sin embargo poder anticipar el problema sería de gran ayuda. Acatar estas sugerencias que te brindamos te puede evitar situaciones incomodas:

  • Tratar en lo posible de no derramar cualquier tipo de grasas ni restos sólidos por el drenaje.
  • Todos los papeles que tiramos al retrete sean biodegradables.
  • Limpiar los tapones de los drenajes del cuarto de baño. La causa más frecuente en estas situaciones es la gran cantidad de cabello que pueda existir.
  • Purgar los conductos de la fontanería de manera habitual asegurándonos de que nos existan gases que puedan generar olores desagradables.
  • Evitar acaparamiento de óxidos en las tuberías si estas son de metal (si esta va a estar un periodo de tiempo considerable por fuera, agregar un poquito de vaselina encima prevendrá el óxido).

Gente especializada en el área y con práctica te puede resolver tu problema, además de brindarte medidas seguras para evitar a futuro inconvenientes que no deseamos.

Algunos consejos para la limpieza de grifos

Lo ideal es prevenir el uso de químicos dañinos en el aseo de los grifos y promover en primer lugar elementos naturales como la harina y el vinagre, esto es tan fácil de hacer como el aseo de los grifos, tanto en su parte superior como en el interior. La parte externa del grifo es la que está a la vista y cuando está sucia se altera la apariencia. De lo contrario, es su parte interna la que se encuentra sucia a pesar de que no se pueda ver, el problema es más grave, debido a que altera el paso del agua al momento de salir.

Aquí encontramos tips para el aseo, en la parte externa de los grifos, además del filtro o rejilla que se encuentra en su interior y de cuales sustancias naturales utilizar para su higiene. Los elementos que lo conforman son múltiples; esto depende de sus componentes, de acuerdo a esto se recomendará con qué asearlos.

Lo más acorde es usar sustancias que no provoquen daño, es por eso que recomendamos el jabón neutro. En ocasiones, cuando este último no es el idóneo, se debe buscar otras sustancias. El más común es el que usamos para lavar los platos, debe utilizarse con una toalla o esponja que son habituales en la cocina. Se aplicará con una esponja que debe mezclarse con agua, colocando una o dos cucharadas en medio litro de este líquido. Luego se aplica en el grifo con una esponja suave para prevenir rayones.

El espacio más complicado para el aseo es donde se conecta con los grifos o en la parte donde van empotrados. Allí se concentra más el sucio; en los casos donde se encuentra adherido es difícil erradicarlo con una toalla o esponja, lo ideal es utilizar un cepillo dental usado, y con esto se lavan las superficies difíciles de acceder utilizando bicarbonato de sodio. El hilo dental es otra herramienta útil en el aseo de los grifos. Este se utiliza entre ellos para quitarles el sucio que se encuentra en los sitios de difícil acceso.

Además del lavaplatos y el bicarbonato de sodio, existen otros elementos naturales empleados en la limpieza de los grifos como el vinagre blanco, incluso los refrescos, pues el ácido que tienen los hace excelente opción para limpiar el cobre; en caso de que sean hechos de níquel o cromados se puede asear con harina.

Cualquiera de estos productos naturales se puede usar sin inconvenientes a diferencia de los que pudieran ocasionar daños en los grifos como el amoniaco o lejía. Estos pueden deteriorar tanto la parte externa como la interna, ocasionando así, trastornos en el tránsito del agua. En su interior, los grifos tienen una rejilla que permite colar el agua que pasa a través de ellas. En ningún momento se logra ver por la ubicación del grifo. El agua puede contener pequeñas sustancias como la cal, que se va aglomerando en esta rejilla y de esta manera, se modifica la actividad del grifo.

Para asear y descongestionar la rejilla, se deben emplear materiales de menor tamaño afilados, como en el caso de una aguja o alfiler. Lo primero es quitar el filtro del grifo, luego de realizar el aseo se le aplica suficiente agua para constatar que estas partículas fueron retiradas y se vuelve a colocar en su posición habitual.

Variedades en las aperturas de los grifos

En la actualidad, la manera de abrir los grifos es diferente, puesto que existen unos con tubos más largos para su fácil apertura en caso de no poder hacerlo con las manos llenas de jabón. De esta forma, se facilita considerablemente el proceso. Hay otros modelos que se operan con un botón. Si tocamos una sola vez, quizás sea muy poco el tiempo para que salga el agua que necesitamos para lavarnos las manos.

Lo ideal es hacerlo más de dos veces para tener el tiempo suficiente aunque se pueda gastar mayor cantidad de agua, pues sabemos que la necesitaremos. Existen algunos inconvenientes, debido a que varios de ellos se accionan a través de pulsación para que la misma salga con mucha presión y vaya disminuyendo a medida que va pasando el tiempo.

En ocasiones tienes suficiente tiempo de untarte el jabón y lavarte a pesar de que podemos mal utilizar el agua debido al gran flujo de la misma. Hay unos grifos que se abren a través de roscas, estos son más difíciles de aperturar en el momento en que las manos están mojadas o llenas de jabón.

La ventaja es que con ellos se ahorra el agua, pues se mide la cantidad que vamos a utilizar. Otros abren y cierran a través de un censor que al sentir la mano permite su salida a través del grifo. Es de gran utilidad para ahorrar el vital líquido. De esta manera, al retirar la mano deja de salir el agua.